• 07 SEP 2017
    0 Comentarios
    LA IMPORTANCIA DE LA TOALLA EN EL GIMNASIO

    Posiblemente muchos de vosotros esteis hartos de que se os recuerde siempre la obligatoriedad de la toalla cuando entráis en el gimnasio, bien sea en la sala de musculación o en las salas donde se desarrollan otras actividades como Ciclo Indoor.

    A pesar de que su uso obligatoria, muchas personas aún no saben qué uso tiene y por qué es necesario llevarla siempre. Por eso, hoy explicaremos algunas de las funciones de la toalla y el porqué de la insistencia en todos los gimnasios de llevarla siempre.

    Antes que nada tenemos que afirmar que la HIGIENE es lo esencial  y más básico en cualquier gimnasio o centro deportivo. Estamos hablando de sitios por los que pasan muchas personas durante el día y, a pesar de que todos ellos mantienen una limpieza excelente, nosotros también tenemos que contribuir a la limpieza del lugar. Por eso mismo, la toalla será un aislante entre las máquinas y nuestro cuerpo, evitando empapar de sudor el material y la acumulación de sudor y olores.

    7 2

    Otro beneficio de la toalla es que nos permite secarnos y eliminar el sudor que generamos en nuestros entrenamientos. La toalla empapará este líquido y evitará el exceso de humedad en nuestro cuerpo, lo que hará que nos sintamos más cómodos y evite diferentes reacciones como los cambios bruscos de temperatura, que pueden provocarnos resfriados. Asimismo, el sudor en nuestras manos puede provocar que no podamos asirnos bien a alguna máquina, con el consiguiente resbalón y posible lesión… Y, por último, algunas camisetas nos pueden provocar rozones si estamos muy sudados. Y avisamos, ¡no es agradable!

    Pero sobre todo, como decíamos al principio, la principal utilidad de la toalla es mantener la higiene, aislar nuestro cuerpo para evitar contraer alguna infección cutánea, como pueden ser los hongos.

    Como decimos, el gimnasio es una zona limpia, por normal general, sin embargo, el constante paso de gente provoca que alguien pueda contagiar a otras personas de forma involuntaria. Por eso, ¡no os olvidéis nunca de la toalla! Además, es importante que procuréis cambiarla por otra limpia con asiduidad. ¡Nos vemos entrenando!



Deja tu comentario

Cancelar respuesta
En directo