4 consejos para iniciarse en el fitness

4 consejos para iniciarse en el fitness

consejos-para-iniciarse-en-fitness

No te acomodes, que la inactividad física no es saludable. Es verdad que si llevas tiempo sin hacer deporte, o nunca lo has hecho, enfrentarte a la idea de empezar en el fitness es como una cuesta arriba que asusta. Pero no te preocupes, que no es para tanto. Empezar a practicar una vida saludable, donde hagas ejercicio, es más sencillo de lo que crees si sigues estos 4 consejos. 

Vivimos en un mundo artificializado, la ciudad, sacudidos por el estrés del trabajo, embutidos en atascos, o en el metro. Comemos deprisa, muchas veces cualquier cosa de algún fast food

Respiramos ese aire que huele a monóxido, y dejamos que nuestros cuerpos crezcan al capricho de las grasas saturadas y el colesterol. ¿Pero bueno, qué te pasa? actívate, apúntate a un gimnasio -el nuestro es una elección estupenda, vente a Star Sport– y elimina de tu vida esos malos hábitos.

Suele pasar. Cuando nos sentimos agobiados por nuestra cotidianidad, decidimos empezar en esto del fitness, donde podremos elegir entre un montón de disciplinas. Pues si andas un poco perdid@, aquí os dejamos estos 4 consejos que te ayudarán a empezar a vivir como realmente quieres, deja a un lado tu estrés y tus rutinas.

Ahí van los 4 consejos

  • Lo primero que debes tener muy claro es que no te puedes meter un «atracón» de deporte. Llegas al gimnasio y ves varias clases en el horario. Un novato piensa: «pues me meto en todas y me pongo en forma en dos días». Gran error. El deporte hay que tomarlo en dosis adecuadas, requiere de un proceso adaptativo. Ve despacio y acostumbra tu cuerpo poco a poco al deporte. Recuerda, los comienzos son siempre duros. Con que entrenes tres días por semana, una hora cada día, en principio será suficiente. Ve con calma.

 

  • Un factor esencial: la motivación. Siempre que empezamos, llegamos a las clases de fitness -sea cual sea la disciplina- muy motivados. Ten en cuenta que la actividad física cansa, agota y, seguramente, los dos o tres días siguientes a tus primeras clases tendrás agujetas y molestias por todas partes (y hay agujetas que duelen un montón). No pierdas esa motivación, los resultados no tardarán en llegar, aunque sean en tu ánimo, de momento. Es fundamental que aprendas a estirar y que realices calentamientos antes de cada sesión.

 

  • El fitness engloba infinidad de actividades o disciplinas, que recogen diferentes modalidades de deporte, que van desde el boxeo, el body pump o el body combat, hasta el ciclo indoor o el StarJump. Por eso, es importante que elijas qué actividad es la que va más contigo. Si te gusta bailar, por ejemplo, quizá el boxeo no te encaje demasiado. Si no eliges bien, al final terminarás aburriéndote, te desmotivarás y dejarás de entrenar. Consejo: haz lo que más te guste, tienes mucho donde elegir.

 

  • De una forma un otra, la mayoría de la gente que entrena, sea el deporte que sea, se marca unas metas. Hay quien hace deporte para abandonar el sedentarismo, la meta más extendida es la de adelgazar, pero también hay quien acude a las clases de fitness para socializar o simplemente porque se lo pasa bien. Ponte tus metas y entrena progresivamente. Seguro que alcanzarás tus objetivos antes de lo que imaginas.

El fitness es una elección perfecta para iniciarse en el deporte, para incluirlo en tu vida como parte esencial, para impulsarte a cambiar de hábitos, para salir de las rutinas, para dejar del lado el estrés, para sentirte mejor con el mundo y, sin duda, contigo mismo. Haz deporte, se feliz.

¡Comparte nuestros contenidos!