APRENDE A CREAR BUENOS HÁBITOS DE ENTRENAMIENTO

APRENDE A CREAR BUENOS HÁBITOS DE ENTRENAMIENTO

Esta semana os vamos a hablar de la necesidad de crear buenos hábitos o rutinas de ejercicio. Este post es aplicable a todo el mundo pero va dirigido especialmente a todos aquellos que os iniciáis en el mundo del deporte porque queréis mejorar vuestra salud y estado de forma. La consecución de estos hábitos será clave para que nunca fallemos en nuestra rutina y logremos ser constante.

En primer lugar, lo primero que tenemos que hacer es comenzar suave, con un nivel bajo y poco a poco. Esto puede ser complicado ya que en algunos casos los deportistas noveles comenzarán con mucha motivación y ganas de realizar grandes empresas en poco tiempo y sin preparación. Por eso, es necesario mantener la cabeza fría y ser realistas. Hemos de comenzar un con nivel bajo y asequible a nuestras posibilidades. Todo esto sentará nuestra base para el futuro. Por ejemplo, un buen comienzo sería realizar ejercicio unas tres veces por semana, dedicando media hora a cada sesión. Así lograremos las adaptaciones necesarias para nuestro organismo.

Otro consejo es elegir la actividad que más nos guste. Por fortuna, hoy en día la lista de deportes y actividades deportivas es casi infinita. Por eso es recomendable elegir la que más nos guste. Si no lo tenemos claro, podemos probar todas las que podamos para saber cuál será nuestra favorita y a la que dediquemos nuestros entrenamientos. Esto tiene como objetivo coger las sesiones de entrenamiento con más ganas y motivados y no abandonarlas al poco tiempo ya que no estemos satisfechos con dicha actividad.

La innovación en nuestras rutinas es esencial también. Dentro de nuestros hábitos creados, hemos de ser capaces de introducir pequeñas innovaciones para que el hábito no se transforme en una rutina soporífera y nos haga perder la motivación. Diferentes ejercicios, lugares nuevos para entrenar… son pequeños cambios que mejorarán nuestras rutinas.

rutina1

Sé paciente, amigo. Esta máxima es esencial. Evidentemente, cada vez queremos resultados más rápidos pero en el mundo del deporte, por desgracia, no lo hay. Está bien que nos marquemos objetivos sencillos a corto y medio plazo pero, si estamos persiguiendo uno más grande, lo ideal es que lo fijemos a varios meses vista.

Que te encante el deporte en general y una actividad en particular es genial. Pero no debes obsesionarte con ella. No debes convertir tu pasión en una obligación ni fustigarte si un día por alguna razón no has podido realizar tu entrenamiento.

Si has sido una persona sedentaria durante la mayor parte de tu vida, es posible que te cueste al principio adaptarte a esta rutina. Sin embargo, a medida que pase el tiempo y comiences a ver resultados te acostumbrarás y dicha rutina será una parte esencial de tu día a día y te ayudará a tener una mejor calidad de vida.

¡Comparte nuestros contenidos!