CLAVES PARA UN ENTRENAMIENTO EN VERANO

CLAVES PARA UN ENTRENAMIENTO EN VERANO

En verano muchas personas empiezan a plantearse comenzar una actividad deportiva. Ya sea porque se enganchen a la recta final de la operación bikini, o porque el clima es más agradable para entrenar que el de invierno. Hay que tener en cuenta una serie de factores en esta época para llevar a cabo un entrenamiento responsable y agradable.

Lo primero es el horario: los dos momentos óptimos de entrenamiento son  por la mañana temprano, aprovechando la temperatura que ha dejado la noche, y tras la caída del sol. Dejando de lado el momento en el que puedas entrenar por disponibilidad, si puedes elegir, escoge la tarde, pues entre las 19 y las 21h es cuando el cuerpo alcanza su mayor temperatura (37 grados) y el rendimiento es mejor. La temperatura del ambiente que hace perfecto el entrenamiento es entre 20 y 24ºC. Si vas a entrenar en horas de sol, asegúrate de llevar la vestimenta adecuada, ropa ligera, colores de tonos claros que no absorban el calor, gafas de sol, gorra y crema protectora de sol.

El agua es muy importante, se debe tomar aproximadamente medio litro de agua dos horas antes de comenzar el ejercicio y después de este reponer entre 1.2 y 1.5 litros de agua o bebida isotónica. Además, echarse agua por encima durante el entrenamiento es muy aconsejable, ya que funciona como autorregulador de la temperatura corporal.

El cuerpo funciona como el motor de un vehículo, sin combustible no se mueve. Es importante no entrenar con el estómago vacío. Según nutricionistas, lo más aconsejable es tomar una o dos piezas de fruta unos 40 minutos antes de iniciar la actividad.

¡A liberar endorfinas!

¡Comparte nuestros contenidos!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =