DE VACACIONES… ¡PERO DEPORTIVAS!

DE VACACIONES… ¡PERO DEPORTIVAS!

Hoy empieza el verano por fin, esa época esperada por mucha gente por las ansiadas vacaciones estivales. Es un periodo que nos permite desconectar de nuestra rutina habitual que tenemos durante todo el año, así como hacer cosas nuevas, diferentes y viajar y conocer nuevos lugares.

Y es, precisamente, viajar una de las cosas que más hacemos durante la época estival. Son días que pasamos fuera de casa, descansando, en la playa o visitando lugares totalmente nuevos para nosotros. Esta ruptura con nuestra rutina habitual no tiene por qué implicar cambiar todos nuestros hábitos. Es más, es una buena época para aprovechar más momentos libres que tenemos para continuar nuestro entrenamiento. Ciertamente, es posible que no podamos acceder a unas instalaciones deportivas como puede ser nuestro gimnasio habitual o la piscina o una pista de atletismo, sin embargo, ¡existen otras opciones para no dejar de entrenar en verano!

Lo primero que no debe faltar en nuestra maleta son nuestras zapatillas de correr, ropa de deporte y el pulsómetro (si lo tenemos). Son los elementos más básicos, simples y sencillos. Con calzarnos las deportivas podemos ir a correr o andar por el monte, playa, etc. Podemos seguir realizando nuestros entrenamientos con la ventaja de que corremos por sitios nuevos, diferentes, que nos motivarán más aún, si cabe. Además, si usamos pulsómetro GPS o tenemos aplicaciones en el móvil como Strava o Wikiloc, podemos mirar de antemano rutas para seguir y no perdernos o, simplemente, conocer recorridos que desconocíamos.

Como recomendación a lo anteriormente dicho, si vamos a realizar rutas por montaña o salidas largas, es recomendable llevarnos una mochila pequeña o una mochila de hidratación donde poder llevar agua y algo de alimento.

Los consejos anteriores nos valen especialmente para el  entrenamiento de cardio. En este sentido, otro aparato que no ocupa nada y nos permitirá trabajar nuestra resistencia es la comba. Con este sencillo artilugio podemos realizar muy buenos entrenamientos también. Sin embargo, si queremos entrenar fuerza o tonificación muscular y estamos fuera de nuestra localidad y no tenemos un gimnasio a mano, ¡no os alarméis! Hay soluciones muy buenas. Y no, no estamos hablando de cargar con todo un equipo de pesas y barras en el coche. Basta con llevarnos las cuerdas de TRX o unas gomas elásticas.

En el primer caso, el TRX es un método excepcional de entrenamiento de fuerza basado en la suspensión. Usando nuestro propio peso corporal podemos trabajar todos los grupos musculares y tan solo necesitamos un punto de anclaje como puede ser una rama de un árbol o una barra. Además, si entrenamos con TRX en la playa, el trabajo de apoyo sobre la arena también nos permitirá trabajar la propiocepción y el equilibrio.

Las cuerdas elásticas son también tremendamente versátiles y nos van a permitir estirar, ejercitar y tonificar la mayor parte de grupos musculares. Además, combinadas con ejercicios de calistenia servirán también para dar un toque más intenso a nuestro entrenamiento.

Ya sabes, ¡no hay excusas para no entrenar en vacaciones!

¡Comparte nuestros contenidos!