DESMINTIENDO MITOS

DESMINTIENDO MITOS

Una de las dudas más comunes y que pide respuesta por la mayoría de las personas es sobre la posibilidad de quemar grasa localizada. De esta forma, la gente busca quemar lo más rápido posible grasa de sitios como el abdomen, las piernas y trasero y brazos.

Ahora es la época en la que esta duda salta más a la luz ya que la gente pretende estar bien de cara al verano. Sin embargo, desde aquí sentimos no ser tan optimistas y os tenemos que decir que no, que es imposible quemar grasa localizada. ¿Qué significa esto? Que por más abdominales que hagamos no quemaremos solo grasa abdominal para marcar el “six pack”, por ejemplo.

Lo primero que tenemos que saber es que la grasa corporal es un elemento más de nuestro organismo y que cumple una función protectora. Esta se acumula en diversas partes del cuerpo pero no de similar forma en todos. La localización de las grasas es personal. En el caso de los hombres, por normal general la zona que más grasa acumula es el abdomen mientras que en las mujeres, sobre todo en caderas y piernas.

Como hemos dicho, no es posible quemar grasa localizada realizando ejercicios específicos de cada parte. Por ejemplo, por más abdominales que hagamos, no conseguiremos quemar esa grasa abdominal. Lo único que conseguiremos será trabajar dicho grupo muscular de forma excesiva provocando una lesión.

Una forma efectiva de quemar grasa es con el ejercicio cardiovascular. Si realizamos ejercicio suave, en por debajo del umbral aeróbico, quemaremos grasa durante el periodo de ejercicio. Si lo realizamos de manera intensa, con ejercicios de series, por encima del umbral anaeróbico, aceleraremos nuestro metabolismo facilitando la quema de grasas en los momentos posteriores a nuestros entrenamientos.

Otra forma de perder grasa es a través de la alimentación, con una dieta hipocalórica. Esto consiste en ingerir menos calorías de las que consumimos, así de sencillo. No tiene otro truco. Si gastamos más de lo que comemos, adelgazaremos perdiendo grasa.

A pesar de lo que hemos explicado de la imposibilidad de perder grasa de forma localizada, no es complicado reducir la grasa corporal. Sin embargo tenemos que tener muy presentes los principios del ejercicio y la alimentación, ser consecuente y no desistir, ya que esto no se consigue en una semana.

¡Comparte nuestros contenidos!