EL INVIERNO SE ACERCA… ¡NO PASES FRÍO!

EL INVIERNO SE ACERCA… ¡NO PASES FRÍO!

Parece que ya por fin la estación más fría del año ha llegado para quedarse. Las temperaturas han bajado drásticamente y el frío es el protagonista principal. Por eso, en esta época del año mucha gente decide realizar todos sus entrenamientos a cubierto. Cambian las salidas de carrera por la cinta o la bici por las clases de Ciclo Indoor, siempre huyendo de las adversas condiciones atmosféricas. Sin embargo, no todo el mundo se resiste a dejar de realizar parte de su entrenamiento outdoor por eso hoy vamos a daros una serie de consejos para hacer que vuestros entrenamientos invernales sean lo más cómodos y llevaderos posible.

En primer lugar, el hecho que más diferencia a los deportistas en verano y en invierno es la ropa. En esta época fría la ropa ha de ser específica, térmica. De esta forma podremos soportar mejor el frío de la intemperie. En este sentido, lo ideal es vestirse por capas según el frío que haga (y nuestra capacidad de resistencia al mismo). Para las piernas usaremos mallas largas de tejido térmico y para los pies unos calcetines técnicos pero más gordos que los de verano. En cuanto al torso, podremos ponernos una camiseta térmica que nos mantendrá el calor corporal y evacuará notablemente el sudor, y un cortavientos por encima. Finalmente, si el frío es excesivo (rondando los 0º) podremos optar por usar también una braga para proteger el cuello, un gorro fino para la cabeza y orejas y unos guantes para proteger nuestras manos. De esta manera, al vestirnos por capas, si entramos en calor y notamos que algo nos sobra, siempre podremos quitárnoslo y ponérnoslo cuando queramos o sintamos frío.

Otro punto a tener en cuenta y del que muchos no son conscientes es la hidratación. Esta ha de ser igual de importante tanto en verano como en invierno. En esta última época es cierto que, debido a las bajas temperaturas, la sensación de sed no es tan intensa. Sin embargo, hemos de mantener el cuerpo bien hidratado para poder rendir en nuestros entrenamientos. A raíz de esto, a la vuelta a casa podemos tomar algún líquido caliente o un caldo para acelerar la recuperación de la temperatura corporal si hemos pasado mucho frío.

Asimismo, una vez finalizado el entrenamiento, no conviene quedarse quieto. Si hemos entrenado con amigos u otras personas, en vez de quedarnos de cháchara, tenemos que cambiarnos de ropa lo más rápido posible por otra seca y hemos de evitar quedarnos al aire libre. Todo esto se debe a que el frío y las corrientes de aire pueden provocar que nos cojamos un resfriado por dejar que nuestro sudor se enfríe.

Hemos de tener en cuenta también el calentamiento. En época invernal este se tiene que alargar y adquiere mayor importancia. Esto se debe a que el cuerpo tarda más en coger temperatura y hemos de ser capaces de mantener esta durante la actividad para tener un buen rendimiento físico y evitar lesiones musculares.

En cuanto a la alimentación, en esta época tenemos que prestar atención a la ingesta de hidratos ya que nuestro cuerpo necesitará más energía para mantener la temperatura corporal.

Así que, amigos, ¡no tenéis excusa para no salir a entrenar a la calle en invierno!

¡Comparte nuestros contenidos!