¿Y cómo empieza Laura su segunda semana?

¿Y cómo empieza Laura su segunda semana?

Hasta hace unos días sólo algunos conocíais a Laura, nuestra protagonista. Sin embargo, ya empieza a ser como parte de la familia, ¿verdad?Aunque el Reto de Laura tuvo lugar en 30 días, durante los meses de mayo y junio pasados, volvemos con un nuevo artículo para transmitiros los mejores y peores momentos de esta aventura. Entrenamiento, dieta y tesón, las claves para conseguir vencer el propósito de cambiar su cuerpo, y sus hábitos alimenticios en un mes. Así empezaba su segunda semana…

De alguna forma, ella, Laura, ha convertido este desafío en algo plural, es decir, todos, de un modo u otro, también nos sentimos un poco «Laur@s». ¿O no? Muchos de nosotros pensamos… «nos cuenta cómo lo va viviendo, lo que siente, incluso lo que sufre en determinados momentos, ¿por qué no iba a poder conseguirlo yo también?».

Justo al cumplir las dos semanas del Reto, hablamos con ella. Y lo primero que nos cuenta es cómo va con la báscula: «en esta semana he perdido un kilo y medio y según la máquina de medición biométrica, he perdido un 2% de grasa que, con ejercicio y no sin esfuerzo -se ríe-, he convertido en músculo».

Quiero dejar claro -asiente ya más seria- que no es un camino de rosas esto de perder peso y modificar tu aspecto físico. El entrenamiento es duro y tu cuerpo se resiente, se queja, y sientes cómo te agotas, pero tiene el contrapunto de otras sensaciones positivas como que te sientes más contenta, más enérgica.

Es hora de entrenar!!!

El viernes me tocó entrenar con Jorge. Quedamos nada menos que a las ocho de la mañana!! Y otro dato más, a ver cómo os quedáis: tuve que ir sin desayunar. Para colmo, el día anterior estaba algo mareada, y cuando me lo dijo pensé «madre mía, en ayunas?, en serio??! Me voy a caer sin apenas haber empezado a entrenar…».

Llegué a las 8 en punto y nos pusimos con la bici. Para mi sorpresa, entrené una hora a tope, con muchas ganas. Esto me hace pensar que somos realmente fuertes y que no conocemos verdaderamente nuestros límites hasta que no nos ponemos a probarnos a nosotros mismos.

Añade una frase que nos encanta: «Los obstáculos se los inventa nuestra mente, que es la que en verdad nos impide hacer grandes cosas. Las lecciones y conclusiones que estoy sacando del Reto pueden encontrar aplicación en cualquier ámbito de la vida, de la mía o de la cualquier persona. Tus límites te los marcas tú mismo. Podemos casi con todo si realmente le ponemos empeño.

¡Comparte nuestros contenidos!