Laura y sus sensaciones

Laura y sus sensaciones

Nuestra protagonista continúa con el Reto de Laura, ya sumergida completamente en los cambios de vida saludable que el gimnasio Star Sport en Madrid le aconseja para conseguir sus metas. Es el final de la segunda semana, aunque como sabéis, de esto hace ya unos meses. Nos fuimos con ella para que nos contara qué tal lo lleva. Hora de comer… 

Estamos en un restaurante. A Laura le toca comer pasta (es de color verde, suponemos que de verdura), tres espárragos y unos filetes de pollo. No lo duda, y dice abiertamente lo que le toca comer y lo que realmente le gustaría tener un su plato, pero sonríe, porque aunque le apetecen otras cosas, sabe que de esta manera luego se siente mejor.

«…Ya ves lo que como. Hoy este plato de pasta y el pollo. Ya me gustaría comerme un platito de croquetas como el que está devorando Jorge. Pero bueno, tengo totalmente asimilado y sé que ahora mismo hay unas cuantas cosas que no debo comer. Para mejorar, hay que sufrir» -lo dice con un sonrisón-.

Reto-de-laura-hora-de-comerReconoce que una sola semana su cuerpo se está adaptando a los cambios muy rápidamente. Ya come con poca sal: «de verdad que ya no me apetece comer mucho, o cosas muy grasientas. Me estoy acostumbrando a esta dieta».

En principio el tema dieta supone un ajustado aporte calórico. El reto arranca con una alimentación estricta que luego va cambiando según avanza el reto. Aún así, Laura reconoce que no pasa hambre: «es una dieta de 1.500 calorías. Además, bebo muchísima agua y me noto mejoras hasta en la piel. Me siento genial por dentro y por fuera».

Factor psicológico, esencial

Como vimos, los dos primeros días fueron algo complicados, entre el cansancio y las agujetas. Preguntamos como se siente piscológicamente:

«…Estoy muy contenta con respecto a los días de atrás. Hoy me siento superbien. Seguro que hasta se me nota en la cara, ¿verdad? He adelgazado cerca de 3 kilos. y el deporte empieza a hacer su efecto. Me siento más fuerte y no sólo físicamente. Quizá sea una cuestión también piscológica, pero cada día siento que me cuesta menos enfrentarme a los entrenamientos. Por eso los entrenadores cada día me piden un poco más. Y a mi también me gusta dar más de mi, saber hasta dónde puedo llegar. Esto es un reto!!!»

Estoy motivada. Primero porque me siento bien, como digo, me veo mejor. Además de la motivación que me dan en Star Sport, me hace sentir genial el hecho de que los demás empiezan a verme cambiada. Me doy cuenta de que «todo está en la cabeza» -textual-, es decir, la parte piscológica lleva un peso importante en este reto.

¡Comparte nuestros contenidos!