ENTRENAMIENTO INDOOR VS ENTRENAMIENTO OUTDOOR

ENTRENAMIENTO INDOOR VS ENTRENAMIENTO OUTDOOR

El deporte es una actividad muy variada que puede realizarse tanto en grupo como individual, de larga duración o corta, y en interior o al aire libre. Sobre este último punto hablaremos hoy.

Muchos de nosotros combinamos entrenamientos Indoor (musculación, actividades de sala, natación…) con otras en exterior (carrera, ciclismo…); otros prefieren solo realizar actividades físicas a cubierto y, finalmente, otro grupo se decanta por el entrenamiento al aire libre. En este post nos queremos centrar aquellas actividades que podemos hacer tanto en interior como en exterior durante la mayor parte del año. ¿Hay diferencias según en qué condiciones las realicemos?

Actividades como correr o salir en bici son muy agradecidas cuando las realizamos en exteriores. Por un lado, nos permiten realizar un gran entrenamiento cardiovascular que tendrá diferentes efectos. Por un lado, nos ayudará a quemar grasas y así perder esos kg de más que tenemos y afinar nuestra figura. Por otro lado, estas actividades son perfectas para mejorar nuestra capacidad pulmonar y aumentar nuestra resistencia.

Además, la realización de estas actividades al aire libre nos permite, muchas veces, poder respirar aire puro (salvo si realizamos el ejercicio en medio de la ciudad, ni siquiera en un parque rodeados de naturaleza). También son actividades llevaderas de hacer, pues nos permiten recorrer distancias, ver distintos paisajes y no nos quedamos encerrados entre cuatro paredes.

Sin embargo, en ocasiones la meteorología o la falta de luz no nos hacen posible disfrutar a fondo de las actividades al aire libre. Es ahí cuando los entrenamientos Indoor pueden ayudarnos a sacar adelante el trabajo físico que nos toca esa semana o en ese momento concreto.

Pero, además, los entrenamientos cardiovasculares en interior nos pueden ayudar también en otros aspectos. Por ejemplo, si estamos corriendo en la cinta, podemos realizar un buen entrenamiento de series o intervalos, pues podemos seleccionar el ritmo específico al que queremos correr y así solo nos preocuparemos de alcanzar la distancia o tiempo determinado de cada intervalo a la vez que nos concentramos en mantener la cadencia de zancada y braceo. Del mismo modo, podemos hacer algo similar en una clase de ciclo Indoor, en la que el monitor nos marcará los momentos en los que hemos de incrementar el ritmo y los momentos en que recuperaremos. Este tipo de entrenamientos conlleva una gran mejora de nuestra capacidad cardiovascular, además de ayudarnos a quemar grasas también.

Y, por último, un entrenamiento Indoor también puede ayudarnos a entrenar la mente. Muchas veces se nos hace complicado realizar un entrenamiento en la cinta o bici estática, pero nos puede ayudar a endurecer la mente, “engañándola” con pequeños regalos como un trago de agua cada cierto tiempo, por ejemplo. Esto nos ayudará a fortalecer nuestra mente y nos ayudará a evitar quedarnos en casa aquellos días que no nos apetece entrenar.

Por eso, ¡creemos que combinar ambos tipos de entrenamiento es lo ideal para que este no sea una rutina igual cada día y así disfrutar de cada momento de deporte!

¡Comparte nuestros contenidos!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *