LA IMPORTANCIA DEL ENTRENADOR

LA IMPORTANCIA DEL ENTRENADOR

La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a hacer ejercicio por nuestra cuenta, siguiendo unos principios que es probable que hayamos leído en internet, en algún foro o medio especializado e, incluso, en literatura específica.

Sin embargo existe una figura cada vez más demandada por mucha gente. Estamos hablando del entrenador. Existen muchos tipos de entrenadores, que ofrecen, además, tarifas, métodos y entrenamientos diferentes. Pero todas ellas tienen una cosa en común: mejora en el rendimiento de forma controlada y guiada siempre por alguien cualificado.

Realmente, no es necesaria la figura de un entrenador para hacer ejercicio y ponerse en forma. Pero sí es muy recomendable por diversas razones. La primera y más obvia de ellas es que se trata de una persona formada, y con estudios en la materia que es perfectamente capaz de supervisar si los cambios y adaptaciones buscadas se están produciendo en tu organismo.

one couple man woman exercising workout fitness

La ayuda de la figura del entrenador es esencial para conseguir una correcta planificación de las sesiones de entrenamiento. Con eso conseguiremos un equilibrio perfecto en el que combinemos los periodos de altas cargas con los periodos de entrenamiento y supercompensación, igual de importantes o más que el propio entrenamiento.

Además, en muchas ocasiones no sabemos cómo realizar un ejercicio, o qué orden de ejercicios seguir en un entrenamiento. Un entrenador te explicará siempre cómo realizar dichos ejercicios y qué función específica tiene cada uno de ellos. Así no solo realizaremos ejercicios correctamente, sino que sabremos por qué los hacemos.

Además, no tendrás que preocuparte por preparar las sesiones ni comerte la cabeza intentándolas encajar en tu día a día ya que el entrenador lo hará por ti. Él sabrá en todo momento cuál es tu condición laboral y familiar y te podrá adaptar a tu gusto y personalizarte cada una de las sesiones para que sean totalmente compatibles y amenas y no supongan una carga. Rentabilizará al máximo el tiempo del que dispongas para entrenar.

Y por último aunque no por ello menos importante, un entrenador es una persona que confía en ti y hará que no bajes nunca los brazos ni pierdas la motivación. Porque, aunque nunca te haya pasado, hay momentos en los que los resultados que esperamos no aparecen o simplemente no nos apetece entrenar. Por eso, la figura de alguien a nuestro lado es fundamental para que mantengamos nuestra motivación siempre intacta.

¡Comparte nuestros contenidos!