LA VUELTA DE LAS VACACIONES

LA VUELTA DE LAS VACACIONES

Para muchos de vosotros las vacaciones no significan la inactividad total y seguís entrenando parecido o igual a como lo hacéis durante el resto del año. Sin embargo, una gran cantidad de personas aprovecha este periodo para desconectar no solo del trabajo y de la rutina diaria, sino también del día a día de entrenamientos. Esto es positivo también, pues permite al cuerpo regenerarse, descansar y preparase de nuevo para las cargas de trabajo que se avecinan. No obstante, esto provoca unos cambios en el cuerpo, que pierde la costumbre de ser sometido a un entrenamiento con cierta frecuencia. Por eso, hay que tener en cuenta una serie de cosas a la hora de volver a la rutina de entrenamientos. Hoy os contaremos varias formas de volver a la normalidad.

  • La más común es volver realizando la misma rutina que hacíamos antes de irnos de vacaciones. Y se trata de una opción válida, por supuesto. Pero tenemos que tener en cuenta que el músculo no está en las mismas condiciones que cuando lo dejamos. Por eso, es recomendable realizar los ejercicios con una intensidad menor. Si estamos realizando un trabajo de musculación, entonces la carga será menor. Y si realizamos un trabajo de cardio, la intensidad (velocidad) de las sesiones también ha de ser menor. De esta manera lograremos que el músculo se acostumbre de nuevo a la actividad y evitaremos sobrecargas o lesiones.
  • Otra opción es la realización durante la primera o dos primeras semanas de circuitos de acondicionamiento. Se trata de realizar ejercicios generales que tocan los diferentes grupos musculares y que, con una carga ligera, nos permitirán adquirir poco a poco el tono muscular necesario para volver a estar de nuevo rindiendo al 100 % en cada uno de nuestros entrenamientos.
  • La tercera posibilidad sería volver realizando una actividad aeróbica grupal como puede ser Body Combat, GRIT o Ciclo Indoor. Estas no solo nos permitirán acondicionar nuestros grupos musculares, sino que también realizaremos un trabajo de cardio interesante si hemos vuelto con algún kilo de más. Además, el ánimo grupal se nos contagiará y volveremos con más ganas y energía.

Como podéis ver, hay diferentes formas de regresar a la rutina física sin que nuestro cuerpo se resienta y con nuestra motivación por las nubes. ¡Cuéntanos cuál es tu favorita!

 

¡Comparte nuestros contenidos!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *