Los beneficios de beber cerveza después de entrenar

Los beneficios de beber cerveza después de entrenar

rehidratacion-con-cerveza-tras-el-entrenamiento

En España somos muy dados al esparcimiento, a las tapitas, al ocio social de andar de bares, a la cerveza… Y sí, somos españoles, también muy entregados al cachondeo en general, la fiesta, los pitos y la guasa. Por eso este artículo, aunque suene a seguir la ‘farra’, no tiene nada que ver. Vamos, que no te lo tomes a sorna porque va muy en serio. Conoce los beneficios de beber cerveza después de entrenar

Venga anda, no te lo tomes de guasa, que ya te imaginamos comentando entre tus amigos: “pues he leído que beber cerveza después de entrenar es bueno, así que luego nos vamos al bar a ponernos ciegos”. No no, no consiste en inflarse a tragar cerveza después de hacer deporte. De ser así, vas a conseguir el efecto contrario al deseado: vas a estar ‘bolinga’ y encima vas a perder líquidos porque el alcohol es diurético.

No es momento ni lugar para hablar de los orígenes de la cerveza, su procedencia y usos a lo largo de su historia. Pero sí vamos a hablar de sus bondades y beneficios para el organismo. Recuerda que siempre y en todo momento estamos hablando de un consumo moderado y equilibrado.

Rico zumo de lúpulo y cebada

La cerveza tiene en su composición cebada, lúpulo y agua, una serie de nutrientes muy apropiados para favorecer una rápida y eficaz rehidratación después de haber realizado una actividad aeróbica intensa. Oye, que esto no lo decimos nosotros únicamente. Esta afirmación tiene el respaldo científico de un estudio realizado en la Universidad de Granada en colaboración con el el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), según el cual, “la cerveza cuenta con unas propiedades idóneas para la recuperación del metabolismo hormonal e inmunológico tras la práctica del deporte“.

Como sabes, los carbohidratos son parte esencial en toda dieta, especialmente en la de los que hacemos deporte, y precisamente la cerveza los contiene en forma de maltodextrinas, que corrigen la posibilidad de sufrir una hipoglucemia (falta de glucosa en la sangre) ya que se metabolizan lentamente -esto se traduce en que al procesarse van liberando unidades de glucosa de forma progresiva para una óptima recuperación tras la actividad-. Además, tomar una cerve después del ejercicio evita la generación de agujetas y, como tiene propiedades antioxidantes, ayuda a la recuperación muscular tras los esfuerzos cuando muestran síntomas de fatiga.

Y es que, nuestra querida ‘rubia’ es en un 92% agua, justo lo que necesitamos tras una sesión intensa de entrenamiento, pero además, se compone de esos otros nutrientes que favorecen la recuperación y equilibran tus niveles electrolíticos (vamos, para que no te deshidrates). Tanto es así que cada vez es más habitual ver esta bebida ancestral, no ya como rollo ‘salir a tomarla’, si no como una bebida recomendable tras el deporte.

Bebe con moderación

Sí, claro!! no vayas ahora a salir de running y luego hale, a hartarse a tragar cerveza. Como sabes, una de las claves del entrenamiento, y que debemos tener siempre en cuenta, es la hidratación. Está claro que la cerveza ayuda a la recuperación del organismo, pero no conviene abusar cuando la tomes. Lo ideal es que tras tu ruta, tu sesión de entrenamiento o tu rutina de running, bebas agua (antes, durante y después), calmes tu sed y luego sí, toma una cervecita o dos (con o sin alcohol).

cerveza-beneficios-tras-el-deporteSi no acostumbras a tomar birra de forma habitual (está considerada -la cerveza, se entiende- como Patrimonio Intangible de la Humanidad), quizá no sea la mejor opción. No a todos les gusta ese sabor amargo. Además, las burbujas siempre pueden provocar gases, y no todo el mundo lleva bien eso de tener la tripa hinchada. Por eso, si no eres cervecer@, no tiene ningún sentido empezar a beber a estas alturas de la peli para equilibrar tu hidratación tras el entrenamiento, no te parece??

Por supuesto, ya lo sabes, en España somos muy dados al cachondeo, al ramoneo de bar en bar, al ocio social y a esto de la cultura  de la ‘cervecita en el aperitivo’. Por eso, además de todas estas propiedades beneficiosas, es un inmenso placer eso de terminar tu ruta, tu jornada de treking, tu entrenamiento en el gimnasio o tu salida de running con amigos y con una cerveza fresquita y un rato de buena charla: hablemos de los beneficios de la cerveza!! O mejor, comparte con tus conocidos y amigos este artículo para que se convierta en costumbre terminar tu rehidratación con un poco de zumo de lúpulo y cebada.

¡Comparte nuestros contenidos!