LOS BENEFICIOS DE LAS SERIES

LOS BENEFICIOS DE LAS SERIES

En cualquier deporte de resistencia llega un momento en que los entrenamientos a ritmo constante no hacen que mejoremos, y es en este punto cuando entran en acción las series o intervalos. Estas nos van a permitir aumentar nuestros ritmos y, en el caso de la carrera, permitirán no sobrecargar demasiado las piernas con kilómetros extra.

El objetivo de las series es realizar una determinada distancia a un ritmo más alto que nuestro ritmo crucero de carrera o que el ritmo que estimamos realizar en alguna competición. Cada una de estas repeticiones la realizaremos tras un breve tiempo de descanso por lo que iremos poco a poco acumulando fatiga.

Tenemos que tener en cuenta que existen tres tipos de series: cortas, medias y largas. Cada una de ellas persigue objetivos diferentes y se trabajan de manera completamente distinta:

  • Series cortas. De hasta 200 metros. Estas son perfectas para entrenar el umbral anaeróbico y la potencia máxima. Al ser cortas, el ritmo ha de ser máximo y, por eso, exigen que nuestra musculatura esté perfectamente preparada para realizar este esfuerzo. Por eso tenemos que realizar un calentamiento grande y adecuado, seguido de estiramientos.
  • Series medias. Hasta 1000 metros (2000 en algunos casos, como aquellos que preparan una maratón). Con este tipo de series entrenaremos los ritmos anaeróbicos, pero por debajo del umbral. El ritmo que hemos de llevar en estas series es alegre, más rápido que el ritmo medio al que podemos correr esa distancia pero sin pasarse ni llegar a potencias máximas, como en las series cortas. Hay que hacer hincapié también en los tiempos de descanso, que rondarán los dos minutos entre intervalo e intervalo, pues tenemos que empezar el siguiente con las pulsaciones bajas y bastante descansados, en la medida de lo posible.
  • Series largas. Se pueden ir hasta los 7000 u 8000 metros. Estas series no se han de realizar para aquellos que entrenan para distancias cortas o medias, pero sí son muy interesantes para las personas que preparan media y maratón. En este caso, el ritmo de los intervalos es muy próximo al ritmo de competición (quizá ligeramente inferior) y nos permitirán realizar una perfecta adaptación a dicho ritmo. Además, con estas series se pretende trabajar y estabilizar los ritmos en umbral aeróbico, donde la energía proviene de la metabolización de los carbohidratos y grasas en presencia de oxígeno.

Estos entrenamientos con series los podemos realizar una o dos veces por semana y conviene descansar entre 24 y 48 horas para que el cuerpo asimile esa carga de trabajo. Este descanso puede ser activo, por supuesto. Además, también hay que añadir que lo ideal es combinar y realizar diferentes tipos de series, pues cada una tiene beneficios diferentes, incluso para aquellos que realicéis larga distancia como media o maratón.

¡Comparte nuestros contenidos!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *