Los gimnasios Low-Cost tienen fecha de caducidad

Los gimnasios Low-Cost tienen fecha de caducidad

El fenómento Low-Cost parece estar tocando fondo, al menos en el sector de los gimnasios. En los últimos meses han estado proliferando a lo largo y ancho del país, no ha habido ciudad que no haya sucumbido a sus encantos, pero parece ser que muchos ya se han dado cuenta de que no merecen la pena. Los gimnasios low-cost permiten a los usuarios ahorrarse un dinero todos los meses, pero conviene  señalar que este ahorro les puede salir caro.

Muchos de los clientes de este tipo de centros reconocen que se dejaron llevar por sus atractivos precios, pero la mayoría coinciden en que se echa mucho en falta la atención por parte de profesionales. En los gimnasios tradicionales, dentro de los que se encuentra Star Sport, es muy frecuente que los monitores estén continuamente pendientes de ti. Su trabajo consiste en estar pendientes de tu rendimiento, resolver dudas, supervisar los entrenamientos, etc.

Esto puede no ser suficiente para aquellos que llevan años entrenando a un nivel medio-alto, ya que consideran que saben entrenar por su cuenta y no necesitan de monitores. ¡Tranquilos! A continuación os mostramos algunas otras ventajas de los gimnasios tradicionales frente a los low-cost:

  • Cuentan con taquillas sin necesidad de tener que realizar un pago extra.
  • Te ofrecen la posibilidad de contratar los servicios de un personal trainer, no hay un monitor para entrenar a todos los clientes (en el mejor de los casos).
  • Amplio botiquín de primeros auxilios y fisioterapeuta para lo que pueda surgir.
  • Actividades al aire libre acompañado de un monitor.
  • Programación de clases dirigidas con monitores que te van corrigiendo.
  • Clases colectivas que combinan el hacer deporte con pasarlo bien. En eso, somos los más expertos.

¿Todavía te lo estás pensando? ¡Ven a Star Sport!

¡Comparte nuestros contenidos!

1 Comment

  1. Sarahi | 04/08/2015 at 18:05
     

    Desde luego no es fácil hacer ejercicio cuando uno no ha estado acostumbrado, se necesita mucha fuerza de voluntad pero dice mucho de las personas que lo hacen porque vencen la flojera, y sin duda se sienten mejor, tiene un gran mérito.