LOS MITOS DEL AUMENTO DE MASA MUSCULAR

LOS MITOS DEL AUMENTO DE MASA MUSCULAR

Uno de los objetivos principales por los que la gente va al gimnasio es para hipertrofiar o aumentar la masa muscular. Esto que parece un objetivo sencillo, que se soluciona con entrenamiento de pesas y musculación, en realidad se puede convertir en un trabajo bastante más costoso que la propia pérdida de grasa, otro gran objetivo que busca mucha gente.

Para lograr este objetivo, además del trabajo de musculación, es importante tener una nutrición acorde. Esto significa que tendremos que comer, y mucho. Más calorías de las que necesitamos ya que así lograremos aumentar la masa muscular. Sin embargo un exceso en la alimentación o un defecto de la misma puede provocar que acumulemos más grasa de la deseada. En este asunto, como en tantos otros dentro del fitness, hay muchos mitos y falsas creencias que vamos a desmentir y corregir.

  • Hay que comer cinco o seis veces, cada dos o tres horas. El que haya que comer más calorías de las que se gastan no quiere decir que haya que hacerlo en un número de comidas determinado. Estar pendiente de si hemos comido cada X horas o no puede, incluso, llevarnos a una situación de estrés. Lo importante es que al final del día hayamos ingerido un determinado número de calorías (no pueden venir de cualquier fuente, han de ser sanas) distribuidas a lo largo de varias comidas que nos eviten pasar hambre entre medias y picar de manera insana.
  • No hay que ingerir 20g de proteína en cada comida que hacemos. Esto va más allá de generalizar. Esta absurda norma viene a decir que una persona que pese 90kg debería ingerir la misma cantidad de proteínas que una que pese 75kg. Esto es completamente mentira. La ingesta de proteínas va acorde al peso de cada persona. Se recomiendo una ingesta de entre 1,5 y 2g de proteínas por kg de peso. Estos significa que una persona que pese 70kg debería ingerir haber tomado al final de cada día entre 105 y 140g.
  • Hay que consumir un 20% más de calorías que las que necesitamos para mantenernos. Volvemos a caer en la generalización en lugar de la individualización. Cada persona es un mundo. Cada una tiene un metabolismo diferente que hará que necesite un determinado porcentaje extra de calorías para aumentar el tamaño del músculo. Sí es cierto que este abanico puede fluctuar entre el 10 y el 20%, pero hay que tener en cuenta que un exceso puede ser contraproducente. Al consumir más calorías de las que necesitamos para conseguir una hipertrofia muscular también acumulamos grasa. Es un proceso normal. Sin embargo, un exceso de calorías puede suponer un aumento considerable de la grasa.
  • Los suplementos son imprescindibles. Esto no es del todo cierto. Son aportes cuya finalidad es complementar el aporte deficitario de nutrientes que pudiéramos tener. No obstante, si no tenemos ningún problema con la alimentación o con algún producto, podríamos obtener todos estos nutrientes de forma directa a través de los alimentos. Sin embargo, eso no quiere decir que los suplementos no sean útiles, pues algunos de ellos como la proteína de suero la creatina sí que pueden ser beneficiosos según en qué casos.
¡Comparte nuestros contenidos!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *