¿MÁS PESO O MÁS REPETICIONES?

¿MÁS PESO O MÁS REPETICIONES?

Esta es, quizá, la pregunta más formulada por toda la gente que se inicia en el mundo del gimnasio y del fitness. Existen muchas dudas y, muchas veces, ni deportistas veteranos saben responderla.

Debemos comenzar explicando el mito más famoso que existe en el fitness. Muchas veces se ha dicho que para aumentar masa muscular había que trabajar con mucho peso y pocas repeticiones mientras que para definir, la clave estaba en un menor peso y muchas más repeticiones. Esto es una aseveración totalmente falsa. Sí es cierto que el aumento muscular se produce con un peso elevado en un determinado rango de repeticiones. Pero que el cuerpo se tonifica (el músculo se dibuja, define y coge cierta forma) no se consigue con un peso bajo y muchas repeticiones. La clave y única receta de la definición está en la alimentación. Con una dieta hipocalórica se perderá peso y, por tanto, grasa, que permitirá que nuestros músculos se definan más.

A la hora de entrenar con pesas tenemos que tener en cuenta tres parámetros básicos: fuerza, masa y resistencia. Con fuerza nos referimos a la capacidad de mover cargas, la masa muscular hace referencia al tamaño de nuestros músculos y la resistencia es la capacidad de trabajo que tienen los músculos durante un espacio de tiempo determinado.

pesas2

Es por ello que si nuestro fin es ganar fuerza, tendremos que levantar un bajo número de veces el peso máximo posible. Esto implica ganar fuerza pero no necesariamente un aumento de la masa muscular.

Si nuestro objetivo es ganar músculo, entonces tenemos que trabajar con una carga que nos permita realizar al menos tres series de entre seis y doce repeticiones. Con esta actividad, unida a una dieta hipercalórica, sí que aumentaremos nuestra masa muscular. Trabajando de esta forma conseguiremos las microrroturas que van a favorecer la hipertrofia muscular.

La opción de trabajar con poco peso y muchas repeticiones está orientada hacia el fin de conseguir una mayor resistencia. De esta forma no conseguiremos aumento de masa muscular. Al trabajar con muchas repeticiones aumentamos la frecuencia cardiaca y el tiempo en el que nos mantenemos con ella alta, por lo que quemaremos más calorías. Este tipo de trabajo está pensado también para deportistas de resistencia, como triatletas, que busquen cierta resistencia y fuerza muscular, pero sin llegar a la hipertrofia, sino con el fin de trabajar el músculo para evitar lesiones y prepararlo para el trabajo de un entrenamiento largo y fatigoso.

Así que si tu intención es trabajar tu masa muscular y aumentarla, ya sabes qué es lo que tienes que hacer: dieta hipercalórica y entrenamiento con el peso que puedas levantar antes de fatigarte y que te permita realizar entre seis y 12 repeticiones en tres series al menos. Si estás en periodo de definición, tu entrenamiento se mantendrá parecido pero es posible que realices los ejercicios con menos peso ya que al estar en una dieta hipocalórica tendrás menos energía.

 

¡Comparte nuestros contenidos!