MOTIVOS POR LOS QUE DEJAMOS DE HACER DEPORTE

MOTIVOS POR LOS QUE DEJAMOS DE HACER DEPORTE

El verano se acerca irremediablemente (aunque viendo el tiempo, a veces no lo parezca) y para muchas personas comienza la operación bikini. Sin embargo, ya es tarde para obtener resultados y es que la operación bikini debería realizarse todo el año, no solo unos meses. Sin embargo, ¿por qué, en general, mucha gente empieza a hacer deporte y lo deja al poco tiempo? Son varias las razones para ello.

En primer lugar está la ausencia de motivación. Si nada nos hace levantarnos del sofá o ir a entrenar, entonces será difícil que nos decidamos a ello. Salir a tomar algo con los amigos, ver una serie tirado en el sofá… estas actividades nos proporcionan una diversión y satisfacción inmediata, mientras que el deporte no. Es por eso que podemos empezar poniéndonos pequeñas aspiraciones o metas pequeñas como ir al principio dos horas a la semana y darnos pequeños caprichos al cumplir esto, como un masaje, nueva ropa deportiva, etc.

Otro motivo por el que abandonamos el deporte es por la incapacidad de crear una rutina o hábito con él. Muchas personas empiezan varias veces a hacer ejercicio y una tras otra abandonan. Para crear un hábito hace falta paciencia y se necesita un tiempo. Evidentemente, los resultados no son inmediatos y es necesario tiempo para verlos. Un truco para hacer del deporte un hábito es plantearlo como una obligación más, como ir al trabajo o a clase, y apuntarnos en un calendario de actividades el entrenamiento, junto a la compra, trabajo y demás actividades rutinarias.

Cuando no nos da para pagar la cuota del gimnasio. Si bien es cierto que hoy en día hay opciones a precios muy asequibles o low cost. Pero no en todos los lugares es posible encontrar gimnasios a ese precio. Sin embargo, sigue habiendo opciones muy asequibles, como salir a correr, sobre todo ahora que comienza el buen tiempo. En este sentido, también podemos hacer deporte en casa. Gracias a las numerosas apps o webs con información y entrenamientos, podemos planificarnos una rutina de entrenamiento para realizar en nuestro hogar.

Una excusa muy recurrente para dejar de hacer deporte es que no vemos cambios en nuestro cuerpo. Lo cierto es que esto ocurre, sí, pero de forma lenta y continua. Podemos tardar hasta dos meses en empezar a ver cambios. Además, no todo son cambios visuales. Podemos preguntarnos si nos sentimos más ligeros, o más fuertes, o nos cansamos menos al realizar una actividad intensa…

El desconocimiento a la hora de hacer ejercicio es otra excusa muy común. Esto lo podemos solucionar rápidamente preguntando a nuestro monitor en el gimnasio, accediendo a foros o páginas online o, si podemos permitírnoslo, contratando a un entrenador personal que nos ayude a mejorar.

La falta de tiempo es otra de las grandes excusas que se puede desmontar fácilmente. No es necesario dedicar 2 horas al día para estar bien. Evidentemente, si queremos preparar una prueba como un ironman, sí que deberemos dedicar varias horas o todo lo que podamos. Pero para estar en forma y mejorar nuestra imagen, con rutinas de media hora y algo más, si podemos, son suficientes. Además, podemos usar cualquier momento libre que tengamos: la hora de comer, antes de trabajar, en cualquier momento muerto… ¡Depende de nosotros!

¡Comparte nuestros contenidos!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *