¿PESO LIBRE O MÁQUINAS?

¿PESO LIBRE O MÁQUINAS?

Esta pregunta es uno de los grandes debates del mundo del fitness. ¿Qué es mejor? ¿Entrenar con pesos libres (barras, mancuernas, kettlebells…) o hacerlo usando las máquinas específicas para cada músculo? Realmente, nos enfrentamos a una pregunta compleja y difícil de responder, como si nos preguntaran sobre quién es mejor, si mamá o papá. Pero vamos a desgranar la respuesta en el siguiente artículo.

Ambas corrientes tienen defensores y detractores. Sin embargo, antes de nada hemos de decir que ninguna de ellas es peor que la otra. Son diferentes y buscan trabajar objetivos diferentes. Para empezar, el trabajo de mancuernas o barras permite un movimiento más abierto, no tan cerrado. Esto significa que no solo trabajamos un determinado grupo muscular, sino que se retroalimentan los músculos antagonistas, agonistas y sinergistas, implicando así el trabajo de más grupos musculares. Esto se debe a que el cuerpo tiene que estar pendiente de corregir la postura, mientras que en las máquinas el rango articular ya está acotado.

En cambio, que las máquinas presenten esta restricción es interesante, sobre todo, para los principiantes. Ya que así pueden ir aprendiendo a realizar los movimientos enfocándose en ese aprendizaje, sin tener que estar pendientes de la estabilización. Por tanto, es una forma más segura. Asimismo, las máquinas son ideales, por su seguridad, para la gente que necesita coger mucho peso ya que, si la serie es hasta el agotamiento y no hay nadie para ayudar, las propias máquinas suelen tener límites de seguridad. Además, si lo que se pretende también es trabajar un solo músculo de manera específica, las máquinas son perfectas ya que aíslan dicho músculo y no implican trabajo de músculos antagonistas.

Por el contrario, el peso libre es ideal para la ganancia de fuerza. Esto se debe al complemento nervioso del músculo, que es estimulado de una forma mayor al implicar más músculos. Por eso se establecen más conexiones musculares y, así, la ganancia de masa muscular será mayor.

Por eso, no nos gustaría centrarnos en un solo tipo de entrenamiento y creemos que ambos tipos (máquinas y peso libre) son necesarios y en la variedad está la mejor forma de entrenar. Evidentemente, si nos encontramos ante un caso específico (rendimiento profesional, fisioculturismo o ganancia de fuerza específica), tendremos que consultar con nuestro entrenador para que nos aconseje qué ejercicios específicos hemos de hacer. No obstante, en la mayoría de los casos, una combinación de ambos tipos de esfuerzos será siempre lo mejor.

 

 

¡Comparte nuestros contenidos!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *