¿Por qué vas al gimnasio?

¿Por qué vas al gimnasio?

Muchas veces los que trabajamos en el fitness nos hacemos esta pregunta, y no tantas veces os trasladamos la duda. Es decir, saber las motivaciones reales que te mueven a venir a entrenar a nuestra instalación nos serían de gran ayuda para definir perfectamente tus objetivos.

Nos hacemos esta pregunta cuando te vemos en la bici estática mirando el móvil a ritmo paseo, cuando llegas a la última repetición de la serie más que sobrado, cuando sales de la sala de fitness sin sudar, cuando te entra por un oído la intensidad que te marca tu entrenador de Cylco Indoor y te sale por el otro. 

consejos-principiantes-ciclo-indoor-spinning-2-300x204

Y es que es muy posible que lo que te mueva a venir al gimnasio no sea buscar la mejor versión de ti mismo, ni superarte en tus objetivos día a día, ni llevar al mínimo tu porcentaje de grasa a la vez que fortaleces tu musculatura. Es posible que lo que te motive sea, por ejemplo:

  • Desconectar de el día a día
  • Hacer vida social
  • No sentirte mal cuando no estás a dieta
  • Poder vacilar con tus compañeros y amigos
  • Hacer tiempo en tu hora de la comida
  • Relajarte y disfrutar de la zona spa
  • No aguantar a tu mujer/marido o tus hijos en casa

Créenos, no somos quien para juzgarte. Si tus verdaderas motivaciones son alguna de estas, ¿Por qué te engañas y nos dices que lo que quieres es adelgazar?

«Antes de expresar lo que quieres, pregúntate si quieres hacer el sacrificio que conlleva conseguirlo»

Es posible que no sepas cual es el sacrificio exactamente, pero para eso estamos nosotros. Dinos que quieres, nosotros te daremos los plazos, las pautas, la intensidad e incluso la motivación. Pero no te engañes, ¿De verdad estás dispuesto a sacrificarte por tus objetivos?

lifestyle

Por eso vamos a compartir contigo las verdaderas razones por las que debes venir al gym (que son totalmente complementarias a las enumeradas anteriormente):

  • Enfocas la energía de manera positiva
  • Para evitar enfermedades y lesiones
  • Te ayuda a ser resolutivo
  • La ropa te sienta mucho mejor
  • Lo de las endorfinas no es un mito, funciona
  • La fuerza y la confianza te sientan de maravilla
  • Eres un ejemplo para tu entorno

Y seguro que se te ocurren unas cuantas más si estás en la senda ganadora.

Si no lo estás, y estas razones no te motivan… ¡Estás muerto!

¡Comparte nuestros contenidos!