Laura entrena duro y empieza a notar los primeros cambios

Laura entrena duro y empieza a notar los primeros cambios

Después de ese primer contacto con el deporte y su nueva dieta, Laura pasó su primera semana adaptándose a tantas novedades. Contaba que allá por el tercer y cuarto día, el entrenamiento empezaba a pasarle factura en forma de las temidas agujetas. Sin embargo, también reconocía que no estaba siendo tan complicado como esperaba. Decía «estoy cansada, pero vamos, sigo viva y coleando, animada». Conoce un poco más el Reto de Laura.

Primera semana superada!! Y nos metemos de lleno en la segunda semana del #RetoDeLaura. Recuerda que todo transcurrió en treinta días -entre mayo y junio-. De nuevo, le pedimos a nuestra prota que siguiera contándonos cómo iba en su evolución, y que nos hablara de la experiencia de modificar su cuerpo y convertirse en un pibón en un mes. En 9 días ha pasado de 77,5  kg a 74,3. Quieres saber qué cuenta?? Vamos a por ello…

Hola a todos! Me hace gracia esto de escribir una especie de diario, donde cuento mis sensaciones. Es raro, la verdad, sobre todo porque sé que luego lo leerá más gente. En fin, vamos allá… el-reto-de-laura-con-star-sportAhora que llevo un par de días de mi segunda semana de entrenamiento, fitness, piscina y dieta, me dicen que cuente cómo me siento.

Pues siendo sincera, me siento mucho que mejor que ayer, y que los tres primeros días. He de reconocer que, anoche, el cansancio me impedía conciliar el sueño. Pensaba: «buf, con la cansada que estoy, lo único que quiero es tumbarme y dormir». Pero nada de eso, tenía el cuerpo agotado, y eso impedía que descansara bien.

Por suerte, me he puesto en manos de Alberto, el fisio de Star Sport, que me descarga los gemelos y los cuadriceps y salgo con la sensación de caminar con las piernas de otra persona jajajaja. Aún así, pensé que me iba a costar levantarme de la cama. Pero no ha sido así. Me he puesto en pie con ánimo, creo que el deporte empieza a tener ese efecto revitalizante.

Encima, llego a la ofi y mi jefe me dice: «Ey, qué estás haciendo?? se te ve más delgada, te veo mucho mejor. Alguna dieta milagrosa??? jejeje. Después de comer -no nos cuenta qué comió-, ya por la tarde, vuelta a la rutina de entrenamiento.

Hoy tocaba sesión de Global Fit con Soraya. Nunca antes había hecho este tipo de actividad. En el Studio había cinco chicas más, y la verdad es que me daba algo de miedo, o no sé si corte, una extraña sensación, mezcla de ambas cosas. ¿Por qué? pues quizá porque siempre he pensado que sería incapaz de terminar entera una de estas clases colectivas, que me fallarían las fuerzas y, sobre todos, que no estaría a la altura.

Duro entrenamiento, máxima satisfacción

Sin embargo, lo he conseguido y, además de la satisfacción que produce el deporte en sí mismo, siento que hoy he vuelto a dar un pasito más: he logrado superar ese miedo a sentir que no tengo el nivel de los demás. Pues lo tengo, y se llama afán de superación!!! Soraya, la instuctora -a quien ya conoceréis a través de nuestro blog-, es una máquina. Nos ha hecho sufrir en la clase. El entrenamiento es duro, pero la satisfacción es máxima cuando terminas y sientes que lo has superado.

Y tras la clase, otros quince minutos más de cardio… vamos, vamos, que lo tengo que conseguir!!! Acabo los días cansada, con el cuerpo agotado, pero siento que cada día estoy un poco más fuerte que el día anterior.

Una vez más tengo que daros las gracias a todos. Y a ti, mi Paki, gracias y más gracias. Pd: chicos, omito esas ganas que tengo de comerme un bollo de choco jajaja. Seguimos centrados en el Reto. Aún me quedan unos cuantos días y ya empiezo a ver los progresos. Y mi jefe, que también se está dando cuenta 🙂 Nos vemos pronto

¡Comparte nuestros contenidos!