SIETE HÁBITOS PARA HACER TU VIDA MÁS SALUDABLE

SIETE HÁBITOS PARA HACER TU VIDA MÁS SALUDABLE

La mayoría de las personas que lee este blog sigue un estilo de vida sano basado en el deporte y los buenos hábitos. Sin embargo, hoy nos gustaría ahondar en esta cuestión. Bien como recordatorio para la mayoría de vosotros, o bien para dárselo a conocer a gente que buscar cambiar sus hábitos de vida por unos más sanos.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que un estilo de vida saludable se asienta sobre tres pilares esenciales, que ahondaremos en este post. En concreto, nos referimos a la alimentación, el ejercicio y el descanso. Hoy os vamos a proponer unos hábitos centrados en estos tres pilares para que tengáis una vida sana:

  • Modificar la lista de la compra. Una nevera y una despensa llenas de productos frescos, evitando lo máximo posible los alimentos procesados, es esencial para mejorar la alimentación. Además, dejaremos de consumar productos con grasas insaturadas o azúcares añadidos. La base de nuestra alimentación serán las verduras, los hidratos de carbono (pasta, arroz, legumbres), la fruta, la carne (carnes blancas como pollo o pavo y pescado) y los lácteos.
  • Incluir fibra en la dieta. Este nutriente es uno de los grandes olvidados en la dieta. Y es esencial para regular el tránsito intestinal. Además, provoca sensación de saciedad, de forma que no nos pasaremos con calorías innecesarias.
  • Cocinar sano. Si no sabemos cocinar es posible que terminemos comiendo alimentos precocinados o lo primero que veamos. Por eso es importante aprender diferentes técnicas para cocinar sano, como son a la plancha, al vapor o al horno. Todo esto parece una tontería pero supone un ahorro de calorías nocivas.
  • Limitar el consumo de refrescos y alcohol. Solo nos aportan una gran cantidad de calorías y de azúcares totalmente innecesarios (además de las duras resacas en muchas ocasiones por culpa del alcohol :P). La mejor bebida es el agua y tenemos que convertirla en la principal, si aún no lo hemos hecho. El alcohol y los refrescos deberían ser solo bebidas esporádicas, para una vez por semana o una periodicidad parecida.
  • Hacer ejercicio a diario. Este es otro pilar fundamental para construir una vida sana. El ejercicio tiene que estar presente en nuestra vida y tenemos que convertirlo en una rutina que sea agradable y que nos divierta, a ser posible. Hay infinidad de actividades diferentes que nos harán mejorar y mantener nuestra forma física. Es recomendable dedicar al menos treinta minutos al día a hacer ejercicio. Incluso, si un día no podemos y solo disponemos de un cuarto de hora, siempre será mejor eso que no hacer nada.
  • Evitar el sedentarismo. Este punto está relacionado con el anterior y sirve como complemento. Hechos tan sencillos y cotidianos como ir andando o en bicicleta al trabajo, subir escaleras, etc. Contribuyen a que nuestro cuerpo se mantenga activo y consumiendo continuamente calorías. También tenemos que evitar pasar mucho tiempo seguido en el sofá. Irremediablemente, terminamos “apalancándonos” y nos quedamos ahí.
  • Buenos hábitos de descanso. Es necesario dormir entre 7 y 8 horas diarias. Este tiempo de descanso nos permitirá tener una buena recuperación tras una jornada de trabajo, ejercicio y demás actividades como el ocio. Es necesario descansar para poder estar bien al día siguiente y continuar con una rutina normal. Como consejo, es mejor no acostarse con el móvil o la televisión, porque entorpecen los procesos de sueño.

Toda esta serie de hábitos son sencillos de adquirir y suponen una clara mejora en nuestro estilo de vida, ¡por lo que no tenemos excusas para no seguirlos!

salud2

¡Comparte nuestros contenidos!