Tagged as: descanso

ACELERA LA RECUPERACIÓN DE TUS MÚSCULOS


Los entrenamientos intensos tienen muchos efectos positivos en nuestro organismo. Nos permitirán lograr mejoras fisiológicas que se traducirán en el logro de los objetivos que perseguimos (hipertrofia, ganar masa muscular, adelgazar, aumentar la resistencia…). Además, nuestra mente también se verá beneficiada ya que si logramos completar un entrenamiento intenso, nuestra satisfacción es mayor. Leer Más

CÓMO PREVENIR EL ESTANCAMIENTO EN EL ENTRENAMIENTO


La entrada de hoy va dedicada a un tema que ocurre más a menudo de lo que pensamos. Nos referimos al estancamiento o ese punto en el que no avanzamos más a pesar de entrenar. Se puede dar en cualquier disciplina deportiva pero hoy nos vamos a enfocar en la carrera. A continuación os daremos una serie de pistas acerca de por qué ocurre esto y cómo lo podemos evitar. Leer Más

LA IMPORTANCIA DE LA FISIOTERAPIA


Cuando llevamos un estilo de vida sano, deportista o fitness le damos una enorme importancia al entrenamiento y la nutrición. Estos pilares son básicos para lograr una forma física saludable y perfecta.

Además, no descuidamos el descanso al cuerpo para que este asimile los entrenamientos y pueda  recuperarse para próximas sesiones. Sin embargo, hay un cuarto pilar, relacionado con el descanso, al que no le damos la suficiente importancia en numerosas ocasiones. Nos referimos a la recuperación y tratamiento de los músculos, tendones… Y esto lo conseguimos gracias a la fisioterapia.

Y, ¿por qué es tan importante esta disciplina? Pues porque nos ayuda a prevenir las lesiones más frecuentes en la actividad deportiva: tendinitis, fascitis, periostitis, sobrecargas musculares… Y no solo eso. También nos ayuda a acelerar la recuperación muscular.

Por tanto, acudir periódicamente a una sesión de fisioterapia evitará caer en una de esas lesiones que nos mantendrán parados un tiempo y nos hará perder las mejoras que habíamos logrado con tanto esfuerzo.

Los fisioterapeutas tienen una formación específica para poder valorar nuestra higiene postural, descompensaciones, etc. Además de que podrán controlar los riesgos que presentamos ante una posible sobrecarga que pueda derivar en una lesión. Además, en las sesiones que recibamos, los fisios nos aplicarán diferentes técnicas, como la punción seca, que acelerarán nuestra recuperación tanto tras una serie de entrenamientos exigentes como tras una lesión y nos podrán recomendar ejercicios para incluir en nuestro entrenamiento para fortalecer una zona específica o para evitar futuras lesiones.

Por todo esto, recomendamos realizar visitas periódicas al fisioterapeuta. Estas pueden ser semanales, quincenales, mensuales… siempre según recomiende el profesional de turno ya que no es lo mismo acudir cada quince días a soltar la musculatura tras unos entrenamientos intensos que tener que tratar casi a diario una lesión.

¡Con la salud no hay que jugar! Por eso, ¡no dudéis en preguntarnos por nuestro servicio de Fisioterapia! Tenemos disponible para vosotros el servicio más completo y profesional para resolver cualquier tipo de contratiempo.

 

SUPLEMENTOS DEPORTIVOS, ¿ALIADOS O ENEMIGOS?


A estas alturas ya hemos comprendido la importancia que juega la alimentación junto con el entrenamiento y el descanso a la hora de mejorar nuestro cuerpo y conseguir una buena forma física. Cada vez estamos más concienciados sobre estos aspectos y pasamos más tiempo cuidándolos al detalle. Leer Más

EMPIEZA EL AÑO CON BUENOS PROPÓSITOS


Cada comienzo de año muchas personas se proponen comenzar a tener un estilo de vida saludable. Esto implica empezar a comer bien y realizar ejercicio físico para perder peso, ganar músculo o fuerza y tener, así, una mejor calidad de vida. Por eso, cada mes de enero vemos los gimnasios llenos de nuevo con gente que está dispuesta a cumplir esos buenos propósitos. Sin embargo, estos no siempre se cumplen y mucha gente opta por abandonar rápido. Hoy os daremos una serie de consejos sobre cómo empezar a entrenar en el gimnasio para cogerle gusto y no ceder en nuestro empeño de construir un cuerpo más sano. Leer Más

CÓMO EVITAR EL ESTANCAMIENTO


Algo que tenemos en común la mayoría de las personas que entrenamos es el estancamiento. Llegado un punto, descubrimos que no mejoramos, no somos capaces de perder grasa, correr más rápido, levantar más peso o ganar más masa muscular. Esto no es raro. Más bien es una consecuencia de mantener una misma metodología de entrenamiento durante un espacio de tiempo muy seguido. Por eso, ante una situación de estancamiento, hemos de obrar realizando cambios en nuestra rutina para poder seguir progresando. Leer Más

EL DESCANSO, SI ES ACTIVO, MEJOR


Os hemos hablado en numerosas ocasiones de las bondades y la necesidad del descanso. Este forma uno de los tres pilares básicos de la mejora de rendimiento y forma junto con el entrenamiento y la alimentación. Cada cierto tiempo (entre semana, entre ciclos de entrenamiento, etc.) hemos de adaptar e introducir días de descanso que van a permitir al cuerpo asimilar toda la cantidad de entrenamiento previo y lo van a disponer para estar en perfectas condiciones para las siguientes sesiones de entrenamiento. Sin embargo, ¿hemos de parar completamente o no? Aquí lo vemos. Leer Más

LOS BENEFICIOS DE LAS SERIES


En cualquier deporte de resistencia llega un momento en que los entrenamientos a ritmo constante no hacen que mejoremos, y es en este punto cuando entran en acción las series o intervalos. Estas nos van a permitir aumentar nuestros ritmos y, en el caso de la carrera, permitirán no sobrecargar demasiado las piernas con kilómetros extra.

El objetivo de las series es realizar una determinada distancia a un ritmo más alto que nuestro ritmo crucero de carrera o que el ritmo que estimamos realizar en alguna competición. Cada una de estas repeticiones la realizaremos tras un breve tiempo de descanso por lo que iremos poco a poco acumulando fatiga.

Tenemos que tener en cuenta que existen tres tipos de series: cortas, medias y largas. Cada una de ellas persigue objetivos diferentes y se trabajan de manera completamente distinta:

  • Series cortas. De hasta 200 metros. Estas son perfectas para entrenar el umbral anaeróbico y la potencia máxima. Al ser cortas, el ritmo ha de ser máximo y, por eso, exigen que nuestra musculatura esté perfectamente preparada para realizar este esfuerzo. Por eso tenemos que realizar un calentamiento grande y adecuado, seguido de estiramientos.
  • Series medias. Hasta 1000 metros (2000 en algunos casos, como aquellos que preparan una maratón). Con este tipo de series entrenaremos los ritmos anaeróbicos, pero por debajo del umbral. El ritmo que hemos de llevar en estas series es alegre, más rápido que el ritmo medio al que podemos correr esa distancia pero sin pasarse ni llegar a potencias máximas, como en las series cortas. Hay que hacer hincapié también en los tiempos de descanso, que rondarán los dos minutos entre intervalo e intervalo, pues tenemos que empezar el siguiente con las pulsaciones bajas y bastante descansados, en la medida de lo posible.
  • Series largas. Se pueden ir hasta los 7000 u 8000 metros. Estas series no se han de realizar para aquellos que entrenan para distancias cortas o medias, pero sí son muy interesantes para las personas que preparan media y maratón. En este caso, el ritmo de los intervalos es muy próximo al ritmo de competición (quizá ligeramente inferior) y nos permitirán realizar una perfecta adaptación a dicho ritmo. Además, con estas series se pretende trabajar y estabilizar los ritmos en umbral aeróbico, donde la energía proviene de la metabolización de los carbohidratos y grasas en presencia de oxígeno.

Estos entrenamientos con series los podemos realizar una o dos veces por semana y conviene descansar entre 24 y 48 horas para que el cuerpo asimile esa carga de trabajo. Este descanso puede ser activo, por supuesto. Además, también hay que añadir que lo ideal es combinar y realizar diferentes tipos de series, pues cada una tiene beneficios diferentes, incluso para aquellos que realicéis larga distancia como media o maratón.

¡LO QUE NO DEBE FALTAR EN TU MALETA!


¿Te vas por fin de vacaciones los próximos días? Las vacaciones son necesarias para salir de nuestra rutina cotidiana, desconectar, descansar, recargar pilas y conocer nuevos lugares y personas. Sin embargo, ¡eso no implica que dejemos de lado nuestras rutinas de entrenamiento o cuidado! Leer Más

INTRODUCE RUTINAS DE HIIT EN TU ENTRENAMIENTO


Muchos de vosotros sabéis qué es el entrenamiento interválico y las series. Es un método ideal para preservar masa muscular y quemar grasas a través del aumento del gasto calórico. Para optimizar el rendimiento, lo ideal es combinarlo con el entrenamiento tipo LISS, es decir, el de cardio de baja intensidad pero de más duración. Sin embargo, hoy nos centraremos en el HIIT de carrera. Leer Más

FACTORES QUE AFECTAN A TU ENTRENAMIENTO


Muchas veces nos preguntamos por qué no estamos rindiendo a nuestro mejor nivel en los entrenamientos o por qué nos sentimos cansados. Hoy os vamos a contar qué factores influyen en el rendimiento, y ninguno de ellos está relacionado con la dieta y la alimentación.

  • Poco descanso. Una mala noche, una racha de poco sueño por motivos de trabajo, familares, etc. Todo ello va a limitar nuestro rendimiento porque el descanso es un pilar fundamental para rendir al 100%. La falta de descanso provoca que nuestro organismo no esté totalmente recuperado del día anterior, en el que seguramente hayamos trabajado, entrenado, llevado a cabo otras actividades cotidianas… Todo esto nos lleva a una alteración de la percepción del esfuerzo, ya que pensaremos que estamos realizando un ejercicio superior al que haríamos en condiciones normales.

 

  • Gripe y resfriados. Por supuesto, si estamos con fiebre es posible que directamente no podamos ni levantarnos de la cama si nuestra temperatura corporal es alto (más de 38º). En el caso de los resfriados, seguramente no nos limiten tanto en el rendimiento durante el esfuerzo físico sino que impedirán o limitarán el proceso de recuperación. Conviene recordar también que el ejercicio físico es una ayuda importante en la mejora de nuestro sistema inmunológico, y ayuda a prevenir infecciones y enfermedades.
  • La temperatura del gimnasio influye. Normalmente podemos encontrar dos ambientes distintos. En verano los aires acondicionados dominan las salas del gimnasio mientras que en invierno es la calefacción la que toma el mando. En este caso, el calor nos afecta aumentando nuestra temperatura corporal y, por ende, la sudoración como mecanismo de control de la temperatura. Esto nos puede llevar a una deshidratación si no ingerimos el suficiente líquido durante el entrenamiento. En caso de entrenar en un ambiente frío, el riesgo de lesión puede aumentar si nuestros músculos no han entrado en calor y son sometidos a un esfuerzo explosivo.
  • La falta de hidratación. Mucha gente se cree que al sudar quemamos grasas y adelgazamos. Esto es falso. La quema de grasas es a consecuencia del ejercicio, no del sudor. Lo que eliminamos a través de la sudoración son toxinas, pero también sales minerales y vitaminas. Es por ello que para evitar esta deshidratación que provocará un descenso en nuestro rendimiento tenemos que beber continuamente, cada poco tiempo, ligeros sorbos. Solo así podremos mantener una adecuada hidratación.
  • El consumo de alcohol. Por muy responsable, moderado y controlado que este sea, el alcohol nunca va a reportar beneficios a nuestra salud. Al tener un alto nivel calórico, este desplazará a los hidratos y grasas como principales fuentes de energía. Además, inhibe la producción de glucosa, lo que puede provocarnos una hipoglucemia. También es posible que se reduzca el glucógeno muscular y se disminuya la captación de glucosa intramuscular.

LOS PELIGROS DEL SOBREENTRENAMIENTO


Alcanzar una forma física óptima requiere de constancia en varios aspectos. Seguramente, el más importante y el que antes nos venga a la mente a todos es el del entrenamiento. Asimismo, si queremos ganar masa muscular, perder grasa, etc. La alimentación también es otro aspecto fundamental a tener en cuenta y que cuidamos. Sin embargo, el tercer elemento en discordia, igual de importante (o más) que los dos anteriores, y al que a veces no le prestamos tanto caso, es el descanso.

Y es que nuestro cuerpo necesita descansar tras una sesión de entrenamiento. Este periodo posterior es vital para recuperar las fibras musculares desgastadas tras una sesión deportiva. Por tanto, cuando nos referimos a descanso, no solo hablamos del descanso entre series o ejercicios, sino el descanso entre sesiones de entrenamiento. Si este no es lo suficientemente adecuado y amplio nos podrá provocar un efecto que no deseamos, el temido sobreentrenamiento.

La causa principal que nos lleva a esta situación es, evidentemente, un entrenamiento excesivo, por encima de nuestras posibilidades. Sin embargo, esto se puede dar también debido a llevar una mala hidratación o una alimentación desequilibrada. La mayoría de las veces es complicado diagnosticar un caso de sobreentrenamiento. Por eso, hay que estar atento a una serie de parámetros que nos podrán indicar si estamos ante esta situación o no. Entre estos, destacan la disminución en el rendimiento (de forma continua, no aislada o un bajón en un entrenamiento), el cansancio excesivo durante el día, dificultad para relajarse, aumento del pulso en reposo, músculos doloridos, aparición de lesiones relacionadas con la sobrecarga…

En muchas ocasiones se llega a esta situación porque el deportista sufre una obsesión con el entrenamiento y piensa que tiene que entrenar todos los días, de forma continua y a un alto ritmo, sin dejar que el cuerpo descanse y asimile el entrenamiento anterior.

El sobreentrenamiento no tiene un tratamiento concreto, sino que hay que ajustar todas las posibles desviaciones que se produzcan. En el caso de que haya alguna lesión muscular, entonces sí que es necesario tratar dicha lesión de modo correspondiente. Sin embargo, para recuperarse del sobreentrenamiento lo principal es el descanso. Es posible que la persona que sufra de este síndrome tenga que parar por completo o, casi por completo, de forma que no se fuerce al cuerpo y este pueda recuperar sus valores anteriores.

Además de ajustar el volumen de entrenamiento, también será necesario revisar las pautas alimentarias y ver qué deficiencias o carencias puede tener la persona afectada en cuanto a nutrientes básicos.

Por eso, para evitar todo esto, se recomiendo entrenar con cabeza, siempre bajo la supervisión de un entrenador profesional que sepa ajustar las cargas de entrenamiento en función a las capacidad del deportista y sus objetivos.

LA PLANIFICACIÓN DEL ENTRENAMIENTO


Para conseguir algo, tanto en el deporte como en la vida, tenemos que saber qué queremos lograr, cuándo y cómo. Es decir, tenemos que realizar una planificación con vistas a alcanzar ese objetivo que tanto deseamos. Leer Más

EL SECRETO DE LAS TIRADAS LARGAS


Un curso nuevo implica cambios para muchas personas. Algunas desean modificar sus hábitos de vida y otras, por ejemplo, se proponen nuevos desafíos para ese año. Uno de los más comunes es el de realizar con éxito un maratón, la prueba mítica del atletismo, la distancia que fue capaz de recorrer corriendo 2.500 años atrás el soldado griego Filípides entre la llanura de Maratón y Atenas. Leer Más

LA VUELTA AL “COLE”


La mayoría de los lectores de este blog sois gente deportista, acostumbrada a entrenar todo el año y mantener un buen nivel físico. Sin embargo, como en todas las facetas de la vida, un descanso siempre es necesario para recargar pilas y volver con más fuerza. Leer Más

12