TRX PARA PRINCIPIANTES

TRX PARA PRINCIPIANTES

Seguramente hayáis visto en el gimnasio las famosas cuerdas de TRX y os preguntéis cómo funcionan y si son complicadas de usar. Por eso, hoy os vamos a explicar a grandes rasgos qué tipo de entrenamiento se puede hacer con ellas y varios ejercicios para que vayáis introduciéndoos en el entrenamiento con TRX.

Para empezar, aunque parezca un entrenamiento complicado, el TRX no lo es. Se trata de un tipo de entrenamiento en suspensión en el que empleamos nuestro propio peso corporal para realizar diferentes ejercicios. La principal ventaja del TRX es que con estas cuerdas, que apenas ocupan espacio y las podemos colgar de cualquier sitio, vamos a ser capaces de entrenar todo el cuerpo. Además, con una sesión de cierta intensidad de entre 20 y 30 minutos podremos realizar un gran trabajo, no solo muscular sino también de quema de grasas. A continuación veremos una serie de ejercicios para poder trabajar los diferentes grupos musculares del cuerpo:

  • Encogimiento abdominal en suspensión. Se trata de un ejercicio excelente para trabajar el core o abdomen. Nos colocamos en posición como para realizar flexiones pero con los pies colgados del TRX. A continuación tenemos que encoger las piernas llevando las rodillas al pecho. Si contraemos las rodillas hacia un lateral, realizaremos también un trabajo bueno de oblicuos.
  • Remo en suspensión. Nos colocamos boca arriba sosteniendo las cuerdas con las manos y realizamos un ejercicio de remo con nuestro propio peso como resistencia. Podemos variar la forma del agarre y el ancho para trabajar diferentes partes de la espalda.
  • Press de pecho en suspensión. En esta ocasión, miraremos boca abajo y realizaremos el mismo movimiento que al realizar una flexión o un ejercicio de press de pecho. La inestabilidad que nos proporciona el TRX añade una dificultad que hemos de solucionar con los músculos abdominales, que nos proporcionan estabilidad.
  • Facepull. Este es un ejercicio perfecto para fortalecer hombros. Poniéndonos en la misma posición que para hacer remo, pero levantando los brazos hacia arriba (bien flexionados o rectos).
  • Bíceps en suspensión. Semejante a la posición del curl de bíceps. Se realiza colocándote boca arriba y con los brazos flexionados 90º y las palmas de las manos mirando hacia ti. A partir de ahí, vas flexionando los brazos hacia tu cuerpo. Hay que destacar que en este ejercicio, como en todos los de TRX, cuanto más inclinación tengas, más dificultosa será la realización del ejercicio.
  • Press de tríceps en suspensión. Para realizar este ejercicio nos colocaremos mirando al suelo y agarrando el TRX con las manos y los brazos totalmente estirados. El siguiente paso será dejarse caer hasta que los brazos formen un ángulo de 90º y teniendo las palmas detrás de la cabeza. Después volveremos a estirarlos hasta recuperar la posición inicial.
  • Zancadas en suspensión. Apoyaremos en pie que queda detrás de la zancada en el TRX y realizaremos la flexión con la delantera. Este desequilibrio e inestabilidad provocarán que hagamos un gran trabajo con la pierna de apoyo.
  • Sentadillas en suspensión. Podemos usar el TRX únicamente para apoyarnos en él con las manos y así no perder estabilidad y bajar hasta bien abajo con nuestras piernas. Podemos añadirnos peso adicional (chaleco, mochila…) o podemos realizar la sentadilla a una pierna, añadiendo complejidad al ejercicio.
¡Comparte nuestros contenidos!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *